La oración de Habacuc [bosquejos]


(Habacuc 3:2)
Introducción: La oración de Habacuc ha llegado a nuestros días, una oración sencilla  y objetiva que puede tomar muchas lecciones para nuestra vida espiritual.

Considere las siguientes cinco lecciones de la oración de Habacuc
1°. He oído tu palabra
2 º. Temi
3 º. Aviva, oh Señor, tu obra
4 º. En los cursos de los años manifiéstala
5 º. Pero en la conmoción acuérdate de tener misericordia
la-oracion-habacuc

Oí:
• La verdadera oración es causado por la necesidad;
• Escuchar la voz de Dios, y la Palabra es esencial;
• Escuche primero y luego hables.
Temí:
• No tiene miedo de Dios, pero sino respeto por Dios;
• La verdadera oración debe ser sincera y objetiva;
• Si no hay temor, tú sacrificarás.

Aviva:
• Una oración de un líder espiritual;
• La oración que no estaba destinado sólo a sí mismo sino a los demás;
• Llora por la vida de las personas. Hoy vivimos el efecto de esta oración.
Manifiéstala:
• Pidió a Dios que se extienden al futuro de este avivamiento;
• Pidió a Dios que los hombres sean honrados;
• Le pidió a Dios la oportunidad de cambiar de forma indefinida.

Acuérdate de tener misericordia
• Sugiere a Dios con gritos de misericordia;
• En otras palabras, si los hombres pecan no se olvide de tener misericordia, acuérdate de la misericordia. Un grito ahogado de amor por las almas;
• La misericordia de Dios es el principio de la salvación. Aprendamos a orar como Habacuc!

Conclusión:
Habacuc oró esta oración hace siglos, pero esta sencilla oración ha causado efecto hasta el día de hoy. Podemos orar con la misma fe de Habacuc.

{ 0 comentários... Ir para Caixa de Comentários }

Deixe seu comentário

 
El Sermón © 2012 | Template By Jasriman Sukri