Jesús y la viuda de Naím

viuda-de-naimIntroducción: En muchas pasajes bíblicas, nosotros podemos ver que fueron las personas que fueron hasta Jesús en búsqueda de un milagro, algunas se humillaron, otras clamaron desesperadamente por su nombre, pero en este pasaje nosotros vemos algo insólito, vemos el propio Cristo tomando la iniciativa para actuar en la vida de una pobre viuda.
Ella no clamó, no se humilló y ni tocó en Él, sin embargo ella estaba llorando por la muerte de su hijo.
En este pasaje podemos comprender lo cuánto Jesús ama el ser humano, y lo cuánto él se preocupa con nosotros, Él no tiene placer en nuestro sufrimiento y muy menos en nuestro dolor.

Vamos a analizar las actitudes de Jesús en relación al sufrimiento de la viuda.
Jesús miró para aquella mujer. v.13 (Él mira para usted)
Muchas de las veces creemos que Jesús no está viéndonos, o no sin importa con nosotros, pero en medio aquella multitud que cargaba el ataúd, Jesús a buscó con su mirar, y la atención del maestro estaba vuelta para ella.
Él nos ve y nos conoce y jamás va en los *desamparar.
Jesús se movió de compasión. v13 (Él se preocupa con nosotros)
Jesús comprendió el dolor de aquella mujer y se preocupó con ella, cuando Jesús mira para nosotros él se preocupa y siente nuestro dolor, él no es frío y malo, él no es indiferente con sus hijos, él nos ama y conoce nuestras tristezas.
Nuestro dolor es el dolor de él, nuestro sufrimiento es el sufrimiento de él, Él nos ama.
Jesús le dije “no llores”v.13 (Él siempre tiene una palabra)
Él jamás va a dejar de hablar con nosotros, él siempre tendrá una palabra para fortalecernos, las luchas pueden ser difícil, y las murallas pueden ser grandes, pero el cordero de Dios siempre hablará con su voz suave a nuestros oídos, dándonos fuerza y gracia para soportar las dificultades.

Jesús se aproximó de ella v.14 (Él siempre está de nuestro lado)
Vemos claramente que iniciativa fue de Jesús, todo lo que Él quiere es aproximarse de nosotros y estar de nuestro lado, es poder ayudarnos y actuar en nosotros.
Deje Él aproximarse de usted y limpiar nuestras lágrimas, deje Él quede de su lado y consolarte.

Jesús tocó en el ataúd v.15 (Él actúa en nuestro favor)
El gran problema de aquella mujer era justamente aquel ataúd, que ahora llevaba su hijo para la sepultura, allí está siendo sepultada su familia, su alegría y su compañía.


En cuál área de su vida que Jesús necesita tocar, no lo impida de tocar en el que es preciso, entregue su vida para y solamente confía en su poder, pues su gracia se fortalece en nuestra flaqueza.

{ 0 comentários... Ir para Caixa de Comentários }

Deixe seu comentário

 
El Sermón © 2012 | Template By Jasriman Sukri