La parábola del buen samaritano

buen-samaritano
Texto: *Lc 10:33-37
Introducción:
Jericó era el tiempo de Cristo, una ciudad sacerdotal, y nada menos que doce mil sacerdotes habitaban allí, y usaban aquel camino constantemente para ministraren en el templo.
Al pasar al ancho, el sacerdote y el levita nos muestra que ni todos los que están vestidos de una capa religiosa, son aprobados por Dios. Siendo Jesús la figura céntrica de esta parábola, muestra su compasión revelando el amor de Dios que no ve barrera para amar.

Estúdio -Obras de la carne

OBRAS DE LA CARNE.

“Carne” (*gr. *sarx) es la naturaleza pecaminosa con sus deseos corruptos, la cual continúa en el cristiano después de su conversión, siendo su enemigo mortal (*Rm 8.6-8,13; *Gl 5.17,21). Aquellos que practican las obras de la carne no podrán heredar el reino de Dios (5.21). Por eso, esa naturaleza carnal pecaminosa precisa ser resistida y mortificada en una guerra espiritual continua, que el creyente traba a través del poder del Espíritu Santo (*Rm 8.4-14; ver *Gl 5.17).

Jesús y la viuda de Naím

viuda-de-naimIntroducción: En muchas pasajes bíblicas, nosotros podemos ver que fueron las personas que fueron hasta Jesús en búsqueda de un milagro, algunas se humillaron, otras clamaron desesperadamente por su nombre, pero en este pasaje nosotros vemos algo insólito, vemos el propio Cristo tomando la iniciativa para actuar en la vida de una pobre viuda.
Ella no clamó, no se humilló y ni tocó en Él, sin embargo ella estaba llorando por la muerte de su hijo.
En este pasaje podemos comprender lo cuánto Jesús ama el ser humano, y lo cuánto él se preocupa con nosotros, Él no tiene placer en nuestro sufrimiento y muy menos en nuestro dolor.

La mujer cananea ejemplo de fe

mujer-cananeaIntroducción: 

La mujer Cananea no era hija de Abraham y ni prosélita del judaísmo, pero tenía algunas calidades espirituales que muchos judíos no tenían que era una fe viva y eficaz. 
Usando pocas palabras esa mujer conseguió atraer la atención de Jesús, que de manera alguna podría dejar aquella pobre mujer ir aunque sin su milagro. 
Por eso vamos a aprender algunas lecciones espirituales con esta mujer, algunas actitudes de ellas que nos enseña muchas cosas. 

¿Quiénes son los ángeles?

La Biblia nos cita nominalmente la existencia de por lo menos cuatro seres de la esfera espiritual: ángeles, arcángeles, querubines y serafines. A pesar de citarlos, no hay un explicación  tan grande acerca de ellos. Pero, aún con pocas informaciones, podemos tener una idea razonable del que es cada uno de ellos.

¿Lo que es circuncisión?

La circuncisión fue instituida por Dios los tiempos de Abraham. Circuncisión era la ceremonia donde era cortada la piel que cubre la cabeza del órgano genital masculino, también llamada de prepucio. Algo bien parecido con la cirugía de fimosis realizada nuestros tiempos (vea foto abajo). Era realizada en los niños al octavo día de vida: “Lo que tiene ocho días será circuncidado entre vosotros, todo macho en vuestras generaciones…” (Gn 17.12) 
Su significado era mucho más profundo del que simplemente un corte visible hecho en la carne. 

La circuncisión mostraba que aquel niño formaba parte de la alianza de Dios hecha con el pueblo de Israel. ES claro que no era sólo el corte en la carne que hacía con que el niño, y más tarde el adulto, fuera alguien que andaba en la presencia de Dios. Era necesario obediencia a la leyes del Señor para que, efectivamente, la circuncisión tuviera realmente valor. 
alianza-dios

La circuncisión también era realizada en los esclavos que no tenían la sangre Israelí, pero que formaban parte del pueblo. “todo macho en vuestras generaciones, tanto el esclavo nacido en casa como el comprado a cualquier extranjero, que no sea de tu estirpe. Con efecto, será circuncidado el nacido en tu casa y el comprado por tu dinero; mi alianza estará en vuestra carne y será alianza perpetua.” (Gn 17. 12-13) 

fimosis-circuncision


En el Nuevo Testamento, la palabra circuncisión era usada para apuntar para aquellos que eran Israelíes (judíos). El término, sin embargo, gana un significado más profundo en las cartas de Paulo, donde él introduce el concepto de “circuncisión del corazón”, que significa una conversión genuina, basada en la fe y en la obediencia a Jesús Cristo. Dios no requiere más de nosotros una señal hecha en la carne, pero sí una señal hecha en nuestro corazón 

“Por el contrario, el verdadero judío es aquel que es judío por dentro, aquel que tiene el corazón circuncidado; y eso es una cosa que el Espíritu de Dios hace y que la ley escrita no puede hacer…” (Rm 2. 29 – NTLH)

 
El Sermón © 2012 | Template By Jasriman Sukri